Estoy fuera de España, en Uruguay,  ofreciendo una formación invitada por por Alvaro Würth y  Patricia su esposa y además alojada en su finca que se llama Centro Holístico Equino, que tiene una energía increíble, unas instalaciones preciosas, una casa con tejado de caña (aquí le llaman quincho) una sala circular hecha con parámetros de bioconstrucción de barro y paja también, de forma circular llamada Chakra Holistica y mucho espacio para caballos, gatos y perros, todos con nombre “humano”.

Después de pasar el jet lag o esa sensación que tienes cuando haces un vuelo largo que no sabes muy bien si tu alma se quedó por el camino….ahora después ya de 5 dias me siento en casa, bueno me sentí desde primera hora porque Patricia y Alvaro son seres excepcionales, muy espirituales y a la vez muy humanos, incansables en la misión que se han propuesto de ayudar a los demás a través de la formación en su Centro Gendai de Montevideo y como padres de 3 hijos. He conocido estos días a Victoria la pequeña, que es una gran sabia y que tiene una gran sensibilidad con todos los animales, su presencia entre ellos me recuerda a las presencias y seres de la naturaleza, es como un hada.

Este lugar que es la sede ahora de HorseDream Uruguay, está a una hora y media de Montevideo es un lugar donde el viento que viene del Rio de la Plata (que es un mar casi)  campa a sus anchas, me encanta ese viento fuerte que limpia todo y también llueve algún dia que otro pero con lluvia finita que te acaricia y que me encanta recibir como los caballos directamente en la cara y en todo el cuerpo.

Estar aquí me reafirma en que estar en esta Vida es una oportunidad de aprender. He venido con la intención de ofrecer formaciones y lo estoy haciendo, me encanta comprobar como todos somos Uno y que todos tenemos al final del dia los mismos pesares del alma y los mismos problemas y anhelos, allá donde vaya me lo encuentro….amor, desamor, salud, enfermedad, carencia, trabajo o desempleo, duelos….y con cada persona que me estoy encontrando resueno en eso, porque todos hemos pasado lo mismo o lo estamos pasando.

Viajar con la intención de aprender me encanta y es lo que estoy practicando, absorbiendo información, permitiéndome probar nuevos sabores y conociendo formas de vida diferentes.

Imaginaros que estos días hemos estado la familia Würth y los participantes en las formaciones de Uruguay, mi amiga Laura de Argentina y yo la española, ha sido divertido conocer las diferentes formas de nombrar los vegetales por ejemplo…calabacín, zuchini, zapallito…genial.

El lunes se incorporaron Fernanda y Benjamín de Chile y lo mismo, aquí estamos poniéndonos de acuerdo sobre cómo nombrar la cabezada de cuadra porque tenemos 3 opciones…fantástico.

Caballos con capas que en España no son habituales, como los apaloosa, o los paint horse, hermosos, caballos con capa rosilla, que nosotros llamaríamos tordos vinosos o mosqueados pero no exactamente, curioso cómo me empeño en llevar cada cosa diferente que encuentro a un lugar común para ponerle “mi nombre”….

Y la sensación de que ya he estado aquí antes, de que conozco a las personas que me encuentro…….Esto es para mi el viaje,  re-encuentros de almas que resonamos en la misma vibración que nos encontramos no importa dónde y por otro lado el aprendizaje desde la humildad.

Beso enorme y seguimos¡