En mi formación como Terapeuta del Alma con mi maestro Avihay Abohav hace casi 9 años se me abrieron muchas ventanas de información y ya he comentado en alguna ocasión que fue un antes y un después en mi vida. Creo que parte de esa información ya estaba en mi y la formación lo que hizo fue quitarme ese velo que me impedia reconocerla.

Hoy recuerdo la cábala, el dia que estuvimos recordando el significado de las letras de mi nombre, la información que nos trasmiten, la asociación de cada letra a un chakra y también el poder de la palabra que más tarde amplié con formación en programación neurolingüistica y con las letras de poder que hay en mi vida.

Hacer consciente esta información es muy valioso porque de esta manera puedes ir creando tu realidad como si de un juego se tratara. Y eso es lo que pasa con la palabra “esencia”, contiene algunas letras poderosas para mi como la “e”, “n”, “a”.

Cuando creé la marca Horsense Spain, lo hice teniendo en cuenta precisamente eso: de hecho es una contracción de Horse y Sense y tiene todas las de “esencia” mágico verdad?

Volver a la esencia es volver a quién realmente soy, volver al punto cero, al inicio.

En los últimos días me lo propongo más que nunca porque siento que mi cuerpo  y mi alma me lo piden. Los acontecimientos del exterior me llevan, la sobre información, mi mente que me conoce tan bien, los comentarios que me llegan, las redes sociales, la televisión (la poca que veo)….todo ello me hace alejarme de ese punto cero, de esa que soy.

Ahora disfruto paseando entre la vegetación exuberante que esta primavera lluviosa ha hecho crecer en mi jardin, acariciando los tallos tiernos de la avena y de las espigas, observando las flores silvestres frágiles que se marchitan en un dia, escuchando el arroyo por el que paseo con Quillo por las mañanas, observando las abejas que van y vienen de las flores, escuchando los cantos de los mirlos, el viento entre las ramas de los fresnos, observando a los caballos revolcarse en la arena y sacudirse, acariciando sus crines y oliendo a heno….es como una meditación con los ojos abiertos, me quedo absorta y en paz.

Bendita naturaleza en la que todo nace y muere, en la que la vida discurre armoniosamente, qué gran aprendizaje para nosotros humanos que nos creemos en la cima de la evolución…simplicidad y verdad…ahí me reconozco yo….esa es mi esencia.

Celebramos la llegada de la primavera con flores en los balcones, con fiestas coloridas, celebrando ruidosamente, es una opción…y hay otras….yo celebro asombrándome del espectáculo que se despliega ante mi, con humildad, renovando mi sentimiento de pertenencia a la madre tierra, disfrutando de lo simple, meditando al aire libre y en movimiento, volviendo a la esencia.

Te resuena lo que te cuento?, cómo vives la primavera? espero tus comentarios.

Un fuerte abrazo¡¡

.