Vuelvo a la actividad blogueril para hablar de las AMIGAS. Sobretodo, Mis Amigas de Siempre.

Y es que estoy muy tierna desde que cumplí los 50 en mayo ;).

Así que os cuento que este año lo he celebrado más que nunca.

Y como novedad respecto a anteriores convocatorias, es que he hecho un viaje con las amigas de toda la vida. Mujeres que estamos juntas desde que íbamos a las Escolapias y alguna desde el Instituto y las que tenemos la suerte de seguir encontrándonos (trabajo nos cuesta eh!). Y bueno…han faltado algunas por razones varias y una de ellas por razones de salud….

Por consiguiente, la conclusión es que todas hemos celebrado este año permitiéndonos pasar casi tres días juntas en un viaje. Y no cualquier viaje. Incluía avión, hotelazo, visita a Bilbao y comida deliciosa….

Y que conste que las celebraciones empezaron en mayo, con mis seres más queridos, mi familia, mis hijos y mi pareja elegida… ¡Ha sido maravilloso! He celebrado con viajes, con dulces, con risas, con trabajo, con muchos abrazos y gestos de amor…

Es que…el año pasado por esta época estaba vibrando en la incertidumbre de lo que vendría. Y sí señoras y señores…..he celebrado los 50 y celebro cada día que abro los ojos como si fuera el último…porque la vida lo merece.

Por cierto, en este viaje, he vuelto a recordar el papel que han tenido mis amigas en mi vida. Es verdad que conforme pasa el tiempo vamos transformando las relaciones, parece que nos alejamos, llegan nuevas personas más afines con el momento vital que estamos pasando. Sí, es cierto. En mi caso, cuento con un legión de “amigos” de mis otras etapas profesionales, de lugares, de ámbitos diferentes….y es maravilloso…pero las Amigas de Siempre son otra categoría. A ver si lo puedo explicar con palabras.

Hay una diferencia entre Las Amigas de Siempre y otros Amigos….y esta vez lo pongo en masculino…porque claro, es que yo fui a un colegio de monjas y allí éramos todas chicas….

Para mi una Amiga de Siempre es aquella que:

  • cuando te la encuentras es como si no hubieran pasado los años, pase el tiempo que pase;
  • miras a los ojos y no tiene edad;
  • te permites reír con la barriga, hasta que no puedes más;
  • con solo mirarte ya te conoce;
  • hace un llamado cuando más lo necesitas;
  • pronuncia “oye niña” ¿cómo estás?;
  • no hace falta hablar con palabras pues ya existe la comunicación;
  • te acepta tal y como eres; 
  • una amiga de siempre….justamente…es….

Esas son mis amigas. Parte de ellas hemos hecho este viaje en lo exterior pero para mi también en lo interior. Un viaje siempre es una oportunidad de tomar consciencia y darte cuenta de cosas. Y, me he dado cuenta, de lo mucho que significan en mi vida, de lo mucho que me aportan y de lo mucho que las necesito.

Bendigo a mis amigas y bendigo seguir disfrutándolas….

Si quieres compartir tu opinión escribe un comentario al post, me encanta recibirlos…..gracias¡¡¡