Hola de nuevo ¡

Escucho con frecuencia  frases que dicen más o menos así “estaba destinado a ser lo que es”, “cada uno tiene su destino”, “es mi destino”….Te  suena?

Carl Jung decía “mientras no hagas consciente tu inconsciente, el inconsciente dirigirá tu vida y a eso le llamarás destino”

El destino es un lugar que no sabemos dónde está,  pero algunos de nosotros hablamos de él como si tuviéramos la hoja de ruta de cómo llegar, e incluso nos permitimos juzgar o hacer afirmaciones y sentenciar sobre él.

En otra entrada hablé de “creer es crear” y hoy voy a seguir avanzando sobre este tema. Sabías que  al hablar y afirmar “es mi destino”, ya lo estás creando? Eso sí….inconscientemente….la mayoría de las veces

Qué diferencia hay entre afirmar y hacer algo consciente e inconscientemente?, qué es el subconsciente, inconsciente y consciente?.

Pues para entenderlo voy a hablaros de la “Teoría del iceberg”. Nunca he visto uno en realidad pero,  como he visto la película “Titanic” pues ya está, me lo imagino. Si no, hay miles de imágenes en internet. La cosa que nos interesa hoy es entender que en el mar lo que vemos del iceberg es una pequeñísima parte de lo que realmente es. El resto está oculto debajo de la superficie del agua y es inmenso y muy profundo…imaginaros….para hundir el Titanic¡¡

Pues nosotros igual, de lo que somos y actuamos, el inconsciente representa el 95%, el resto es subconsciente y consciente.

Le llamamos inconsciente a las programaciones que tenemos instaladas y que permiten que nuestro cuerpo realice sus funciones vitales perfectamente : respirar, latido del corazón, funcionamiento de los órganos…..eso lo hacemos inconscientemente y más vale que lo sigamos haciendo eh?. Ahora bien también tenemos programas instalados fruto de nuestra historia familiar, de lo que hemos observado alrededor…que nos han hecho tener una forma de interpretar la vida y el mundo….eso también es inconsciente y provoca pensamientos automáticos y emociones automáticas y consecuentemente nuestros actos son automáticos. Ejemplo de todo esto: cuando vivo la vida desde el sufrimiento y como una carga. Esta capa es muy profunda en nosotros y requiere de un entrenamiento para llegar a ella.

¿Qué es el subconsciente? Es una capa que está un poco más cerca de la superficie (por decir algo, y siguiendo el ejemplo del iceberg) a la que también podemos acceder pero  no sabemos cómo.

El consciente es lo que vivimos, actuamos, este plano de realidad.

La clave para crear la realidad conscientemente es acceder a esa información que está almacenada en el inconsciente, a esos programas instalados y a esa parte tan “oscura” y profunda en nosotros, tan dura diría y con tantas capas (como una cebolla), porque si somos capaces de atravesarla, en esas profundidades encontraremos  nuestro tesoro escondido (quiénes somos realmente), esa parte “luminosa” y hermosa que suele estar apagada y comprimida…..

Lo mejor del tema es que lo mismo que aprendemos un idioma, a conducir y miles de cosas más….también podemos aprender a navegar por esa parte de nosotros, a detectar lo que es automático y lo que no y sobre todo a entender de dónde vienen comportamientos que nos hacen sufrir, no conseguir nuestros sueños o nos ponen límites …… y lo digo por experiencia propia y porque ahora es lo que ofrezco en las sesiones de consultoria : detectar, sanar y transformar, aprender herramientas para aligerar tanta oscuridad y peso ……….y los resultados son impresionantes….

Ya hay muchas personas que han descubierto su brillo oculto, que se han quitado mochilas, que navegan ligeros, que practican el arte de la intuición (de esto hablaré otro día) , en fin que se han comprometido con este camino y han decidido su destino.

Si quieres conocer algunos testimonios….pulsa aquí.

Seguimos¡¡¡¡.