¡Hola! me decido a escribir porque he recibido una llamada telefónica que me ha hecho muy Feliz. Además, porque viendo el Telediario han dado la noticia que hoy es el Día Mundial de la Felicidad, y me ha hecho feliz que den una noticia positiva en medio de la vorágine de actos electorales, de guerras, procesos judiciales y asesinatos varios. En fin, que me ha sorprendido tanto que una cosa y la otra me llevan a compartir unas reflexiones sobre este estado emocional: La Felicidad.

Y otra cosa, estoy escribiendo y comparto el asiento delante del ordenador con Quillo (el perrito que ha llegado a nuestras vidas para traernos aún más felicidad), vamos ¿se puede pedir más?

Comenzamos…

La creencia generalizada es que la felicidad es un estado que hay que conseguir. “Cuando consiga un trabajo, una pareja, más ingresos, un viaje, un hijo…entonces seré feliz”. Y, la realidad, es que nos pasamos la vida esperando conseguir todo eso y, cuando lo conseguimos, como seguimos teniendo expectativas y queremos más y más, pues tampoco la experimentamos.

Que conste que hablo por mi, pero quizás a ti te resuene algo.

La realidad es que todos y cada uno de nosotros venimos a este mundo con tres ingredientes ya de serie: paz, felicidad y amor. Ya los traemos desde el principio pero en el camino de vida, vamos olvidando que así es.

Ya somos Paz cuando asumimos la vida con sabiduría,  ya somos Felicidad cuando practicamos la aceptación, ya somos Amor cuando servimos a los demás y practicamos la incondicionalidad. 

Entonces, cuando nos sentimos infelices, la pregunta clave que tenemos que hacernos es ¿A qué me estoy resistiendo? ¿Qué no estoy aceptando? . Dejamos de poner el foco fuera y enfocamos a nuestro interior porque la felicidad no depende de nada externo, depende de cada un@.

Pero claro¡¡¡ hay veces que si sumamos a ese estado elevado eventos que aún nos recuerdan más que somos felicidad pues mejor que mejor….y eso es lo que me ha pasado hoy:

Y aquí hablo del llamado… 🙂

Desde hace unas semanas acompaño a una persona que está preparándose unas oposiciones súper complicadas a un puesto de élite en la administración. Su preparación intelectual es increíble, lleva años preparándose los temas y ya este año seguro que lo consigue. Pero en este camino se dio cuenta que le faltaba un ingrediente que no venía en el temario de la oposición: seguridad y confianza. Por esta razón, nos hemos dedicado en unas sesiones y hoy que ha tenido uno de los exámenes me ha llamado después de salir para agradecerme el apoyo porque le ha salido súper bien.

Y bueno mi ego se ha puesto contento muy contento….así que voy a dar una vuelta con mi compañero de paseos Quillo a bendecir y celebrar la Felicidad, que estoy Viva y que me encanta mi profesión….

Y Tú ¿eres Feliz? o todavía estás esperando serlo?

En este post El placer de cada Día te doy algunos tips para vivir encantad@.

Besos y espero tus comentarios.