Hola ¡ es la primera vez que escribo desde un aeropuerto así que una nueva experiencia. Estoy en la T4 del Aeropuerto en Madrid con rumbo a San Jose de Costa Rica. La verdad que el viaje hasta la puerta de embarque es una aventura así que me he propuesto tomármelo con filosofía y aprovechar para escribir esta entrada en el blog.

Me ha venido a la cabeza el tema de la Zona de Confort, imagino que ya sabes mucho de ello pero, por si acaso…allá va.

Hay mucha información en Internet que son muy conocidas, a mi me encanta la de ¿Te atreves a soñar? de Inknowation, te recomiendo que la veas tranquilamente porque es muy divertida además.

No  es necesario salir de tu casa, pueblo, entorno laboral continuamente….no se trata de eso, se trata de algo más profundo, es una actitud vital de curiosidad y de gusto por aprender.

Hay veces que estamos instalados en la “cómoda manta de la infelicidad” ¿te suena? que suele ser cuando tengo una relación de pareja que no funciona pero estoy cómoda, cuando no me gusta lo que hago profesionalmente pero bueno, gano un sueldo a final de mes, cuando me gustaría ir a un lugar exótico y me pongo un montón de excusas, etc… En fin, es muy respetable, incluso conozco muchas personas instaladas en ese lugar y que son aparentemente muy felices.

A mi me ha dado toda la vida por salir de esa zona de confort, sin saberlo ¡eh!  y gracias a esa actitud he tenido experiencias maravillosas, he conocido lugares y personas estupendas y vivo un presente de colores, muy mágico.

Pues como ya tengo que irme que voy a embarcar te recomiendo unas prácticas para salir un poquito (o un muchito :)) de esa zona en la que estás instalad@:

  • Ve al trabajo por un calle o lugar diferente al que vas normalmente;
  • Aprende un idioma;
  • Viaja aunque sea al pueblo de al lado;
  • Habla con alguien en la cola del supermercado;
  • Descubre una nueva ruta para ir de vacaciones a tu lugar favorito;
  • Déjate llevar por tu intuición cuando paseas por una ciudad desconocida.

Por cierto, el título de la entrada del blog de Estoy que me salgo….de mi zona de confort se me ha ocurrido porque nunca hubiera imaginado antes que los astros se iban a alinear para ofrecer una Certificación HorseDream en CentroAmérica, y así ha sido…y estoy súper feliz pero ….me ha costado un montón “dejar” mi zona de confort, mi oficina, mis hábitos, mi familia…. para ir a un lugar que desde luego es un destino soñado al que voy invitada por amigos queridos, a encontrarme con hermosos caballos.

Gracias a Valva y a Gustavo y Gilda de Andares-EquinoLíderes mis anfitriones en Costa Rica.

¡Os seguiré contando desde allí!

Si has leído hasta el final y quieres compartir conmigo tu experiencia saliendo de la zona de confort estaré encantada¡¡¡¡

Un besoooo