ESTAR y EXPERIMENTAR la presencia de Carmen es todo un regalo.
He realizado dos actividades con ella. Estuve dos días y medio, haciendo sanación con caballos: Con la manada de yeguas, Carmen me enseño a ver su poder y comprendí la importancia de estar presente en mi vida. Medite en la naturaleza y estuve frente a frente con los caballos Sisón, Bribón, Tizón y Tamus me pusieron de frente mis fragilidades y debilidades con una comunicación no verbal, conseguí atravesar obstáculos en la pista hasta llegar a mi gran resultado con la ayuda de Carmen, continuamente apoyándome y viendo con visión de águila todo que pasaba durante el recorrido. Fue todo un subidon de entusiasmo y alegría el estar nutriéndome de su bella energía.
Otra actividad increíble la realice con mi familia, con la manada de yeguas, Bribón y Tizón (dos grandes maestros). Esta experiencia fue mágica, porque nos dimos cuenta que lugar estábamos ocupando cada uno, en nuestra propia manada y surgió entre nosotros una comunicación muy amorosa guiados por Carmen, terminamos con una maravillosa practica en la pudimos corroborar la unión y respeto que nos tenemos unos a otros.
Recomiendo a todo el mundo que no deje pasar la oportunidad de realizar cualquiera de las actividades que imparte Carmen son toda una aventura directa al corazón.

María Victoria Cantalejo Diaz.

Programa de Vacaciones Integrales.