Después de dar vueltas y vueltas y sentirme como un pajarillo en una jaula, ir por inercia día tras día, tomé la decisión de buscar a la persona adecuada para tomar las riendas en mi vida . Durante la...

…. meditación aprendí y aprendo día tras día que mis programaciones me han dejado durante mucho tiempo a la sombra, aprendo a tener un momento con mi interior , aprendo que si yo estoy interiormente bien y en paz conmigo misma todo fluye.

En tus talleres profundizo en desprogramar todo lo que está arraigado en mi y no me beneficia en nada . Limitaciones, baja autoestima etc, el trabajo con nuestros seres interiores como es la controladora,  niña interior. Cierto es que los tenemos olvidados y a veces vamos andando como en la rueda de un hamster sin adelantar camino aunque no paramos de andar, de movernos!!!! Es ahí donde entran nuestras  limitaciones las que nos bloquean y no sabemos  adónde nos dirigimos.

He aprendido a valorarme, eso no quiere decir que siempre lo haga.

Como digo siempre “estoy en camino” he llegado a la conclusión y a la vez aprendido que … no porque mi pensamiento y toda mi atención estén siempre al servicio de los demás quiere decir que sea más valiosa para ellos. O porque quiera cubrír las necesidades de los mios o estar pendiente y controlando todo le soy de gran ayuda.

Cada persona estamos aquí, en esta vida para llevar nuestro camino!!!! Para tropezar, caer, levantarnos y volver a empezar pero en nuestro propio camino!!!! ese camino es intransferible nadie puede caminarlo por ti. Tampoco acepta cambio como si de cromos se tratase , es decir si no te gusta no puedes cambiarlo por el de tú marido, mujer, hijos etc. Tú tienes la moneda valiosa de si no te gusta, cambiarlo, hacerlo más fructífero para tu yo personal y una vez que entiendas eso también es para los que te rodean. 

Gracias por ser mi maestra en éste intenso, alucinante y precioso camino. 

Gracias por enseñarme que soy alguien más. 

Gracias por demostrarme meditación tras meditación,  sesión tras sesión y taller tras taller que puedo llegar a ofrecer a los míos y ellos a mi sin tener que escatimar porque si yo me siento plena todo fluye.

Todos somos merecedores de todo lo bueno. 

Estoy en CAMINO.  un abrazo

Maria Dolores Muñoz.

Participante en Sesiones de consultoría individual y Grupo de Meditación